10 Errores que se cometen al realizar una reforma integral.

Cada vez resulta más difícil llevar a cabo una reforma integral en nuestras viviendas, sobre todo si ya hacemos vida en ella. En nuestro entorno tenemos a muchas personas que ya se han visto metidas en una reforma integral y normalmente no recibimos comentarios positivos de su experiencia. Muchas veces esto es debido a una serie de errores que se cometen en el proceso. Con el paso del tiempo pueden llegar a convertirse en anécdotas, incluso hasta divertidas, pero mientras lo sufrieron las risas eran más bien pocas. Es super importante tener ciertos aspectos claro y no entrar en tópicos ni basarte en la experiencia ajena. Cada vivienda es un mundo y no será igual la reforma integral de un piso, que de una casa, que de una residencia en la que vamos entrar a vivir, en una en la que ya vivimos, etc. 

Por todo esto y para que aquellos que estéis pensando en realizar una reforma integral, vamos a daros una lista de los 10 errores más comunes en una reforma integral. Esperamos que os sirva de ayuda y que toméis por fin la decisión de reformar vuestra casa para obtener una mejor calidad de vida. 

1. No dejaros aconsejar por los expertos en reformas integrales.


Aunque tengáis una idea muy clara de lo que queréis realizar en vuestra casa, es importante que barajéis las posibilidades con los expertos. Es importante confiar en la experiencia de los profesionales de cada sector y dejarse guiar en ciertos aspectos. 

La visión del cliente siempre será la principal pero para lograr que los resultados sean los esperados hay que dejar espacio a la lógica y a las personas que van a realizar las mejoras. Ellos van a ayudarte a llevar a cabo todos tus deseos e ideas dentro de las mejores posibilidades de las que se dispongan. 

Odoo • Texto e imagen

2. No tener las ideas claras y dejarnos llevar demasiado. 

Por el contrario, puede pasar que no sepas muy bien que es lo que quieres conseguir con la reforma. Esto puede llevarte al error de dejar en manos de otros los materiales, los acabados, es aspecto final, etc. Para ti, en un primer momento puede resultar muy fácil y cómodo, pero créenos cuando te decimos que vas a arrepentirte y posiblemente ya será muy tarde.

Ten una idea clara de lo que quieres cambiar y como lo quieres hacer. Piensa en los acabados finales y en los objetivos que deseas, que sería más funcional para ti y visualmente más agradable. Céntrate en tus necesidades y en lo que realmente necesita tu casa, después transmíteselo a los profesionales. 

Odoo • Imagen y texto

3. Dar prioridad a la estética y no a otros factores como la funcionalidad.

Aunque en nuestra mente tengamos un resultado final idealizado, muchas veces debido a plataformas como Pinterest o webs de decoración, hay que saber que en esta vida no todo es la estética. A veces es mucho mejor renunciar un poco a ella y buscar opciones más funcionales y menos costosas. 

Una reforma integral no es algo para hacer a la ligera y buscar la belleza sin sentido es peor que podemos hacer. 

4. Gastar poco en lo importante y a la inversa. 

Aunque no lo parezca esto es algo que suele pasar en las reformas integrales. Quizás este algo relacionado con el tema de la estética, buscar materiales de máxima calidad o excesivamente caros para tener un resultado final mucho más visual no es la mejor idea. Normalmente es mucho mejor buscar materiales asequibles y que cumplan bien su función y centrar los más altos valores en las cosas importantes. 

En este aspecto podrán ayudarte las personas que se encarguen de tu reforma, ellos te dirán que es lo que necesita una mayor inversión. 

5. No tener un diseño acorde a nuestra vida y necesidades. 

Otro claro error es el de idealizar en exceso el diseño final sin haber tenido en cuenta que es lo que realmente vamos a necesitar en nuestro día a día, en nuestra vida cotidiana. Tirar tabiques, cambiar la ubicación de los enchufes y los interruptores, instalar un tipo de cocina u otro... hay un sin fin de cosas que hay que tener en cuenta según nuestro estilo de vida, presente y futuro, no dejarnos llevar por ideas que no se adapten a la realidad. 


Odoo • Imagen y texto

6. Salirse del presupuesto acordado. 

Todas estas cosas mencionadas anteriormente puede llevarnos a salirnos del presupuesto inicial. No hay nada más importante en una reforma integral que saber cuanto nos va a costar, tanto en tiempo como en dinero. 

Disponer de poco dinero puede ser un problema pero también el caso inverso, tener demasiado e invertirlo de forma errónea. En una reforma integral hay que tener muy en cuenta la frase "menos es más".

7. No pensar en "los por si acaso". 

Aunque esta frase no siempre sea buena o no este bien usada, en una reforma integral los imprevistos son muy reales. En el caso de una vivienda nueva quizá sean menos probables pero si vas a reformar un piso o casa más antiguos, nunca se sabe que vas a encontrar al levantar suelos, paredes, griferías, etc. 
Siempre hay que tener un espacio para esos "por si acasos", saber que en cualquier momento los planes pueden cambiar y de esa forma hacer cambiar un poco la idea inicial, el tiempo de entrega y un sin fin de cosas más. 

8. No guardar tickets y garantías. 

Esto que parece tan obvio es un problema bastante usual. Te aconsejamos que siempre guardes los documentos relacionados con tu reforma, tanto a nivel material como de mano de obra. Esto va a darte una seguridad primordial al realizar cambios tan drásticos en tu casa. 


9. No crear una distribución de espacios previa.

Cuando vas a realizar una reforma integral en toda tu vivienda, aunque sabes de las habitaciones y espacios de los que dispones, es también importante que tengas en cuenta como vas utilizar esos espacios. 

Saber que quieres tener en cada estancia y como lo quieres tener ayudará mucho en la reforma. Cosas como la instalación eléctrica, la de agua entre otras cosas se hará mucho más sencilla para los profesionales. 

Odoo • Texto e imagen

10. Hacer de la reforma un sufrimiento. 

Dicen las malas lenguas que una reforma integral es una de las experiencias más traumáticas por las que pasa un adulto. Esta experiencia es comparable con una mudanza, una muerte cercana o un divorcio. Nosotros desde aquí te decimos que no tiene porque ser así. Los tópicos típicos siempre nos van a perseguir, incluso en una reforma. 

Es totalmente posible disfrutar del proceso de una reforma, intentar llevarlo lo mejor posible y confiar en los profesionales que la lleven a cabo. Nosotros desde MB interiorisme intentamos acompañar al cliente en todo el proceso, asesorándole y colaborando en que la experiencia no sea tan traumática como nos cuentan.