Cómo escoger los colores de mi casa

Trucos para pintar tu casa

Hoy vamos a hablaros de la elección del color para las paredes de nuestra casa. Los colores son uno de los mejores recursos en el mundo de la decoración y el interiorismo. Cabe decir que no existe una fórmula mágica con el color, no hay ningún color que sea infalible pero es interesante aprender a cómo utilizarlos. 

Los colores al fin y al cabo son una forma más de comunicación visual. Los colores crean sensaciones y emociones, por esto, conocer la psicología del color puede resultar de utilidad. Además, aunque cada color tiene una serie de emociones y características asignadas, es importante tener en cuenta vuestros gustos personales. 

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de escoger los colores de cada habitación es plantearte para qué vas a usar la estancia. No es lo mismo pintar un dormitorio, que el salón, que la habitación de los niños, que un despacho… En el dormitorio lo que vamos a buscar es el relax y el descanso, en el salón algo más de estimulación, así como en el cuarto de juegos para niños, por ejemplo. Para conseguir esto tendremos que trabajar con la rueda de color o círculo cromático y saber como actúa cada color.

Por ejemplo, el color rojo ofrece calidez y dinamismo, pasión y mucha energía. El color amarillo se asocia con vitalidad, el azul con relax, sinceridad y seriedad. El púrpura con el lujo, la sabiduría y el misterio, el verde con naturaleza y serenidad. Todos los colores llevan asociadas una serie de características psicológicas.


Para no entrar en detalle con todo esto, porque necesitaríamos cuatro artículos mínimo, vamos a hacer un resumen en forma general. Los colores tienen 3 formas básicas de actuación. La activa, compuesta por los colores cálidos, los colores dominantes con mucha presencia y que incitan al movimiento y la energía. Después tenemos la pasiva, son los colores que en el círculo cromático se llaman fríos. Estos son calmantes y sosegados, suelen estar más en segundo plano. Por último tenemos los neutros, son aquellos que derivan del blanco y el negro. Estos son el lienzo perfecto como base de todo

La iluminación y el color. 

Otra cosa que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir los colores, es la cantidad de luz que entra en la estancia. Si tenemos una habitación muy iluminada con luz natural, podremos elegir colores más oscuros, en cambio si la zona es oscura, siempre será mejor usar colores claros. 

 Otra forma de hacer la selección es el estilo de la estancia. Por ejemplo, el estilo moderno y minimalista, va combinado de blancos y neutros, en cambio el estilo nórdico se caracteriza más por usar colores fríos. Para una decoración clásica van mejor los neutros cálidos. Los estilos modernos usan colores más fuertes y el industrial suele usar colores grises, marrones y negros.

Es importante realizar muestras de color en nuestras paredes. De esta forma podremos comprobar como queda en nuestra casa y habitación concreta. No es lo mismo verlo en revistas o fotos de internet que en tu propia casa. Muchas marcas disponen de cartas de color que también puede resultaros útil.

Odoo • Texto e imagen
Odoo • Imagen y texto

Circulo cromático en casa

Antes de entrar en algunas reglas o trucos, vamos a explicaros cómo combinar los colores entre sí. De nuevo la rueda cromática será vuestra aliada. 

La primera opción es usar la paleta monocromática. Es uno de los “quesitos” del círculo de color de un solo tono con distintas intensidades, del más fuerte al más claro. 

La segunda opción son los colores análogos o paleta de colores análogos. Son los dos “quesitos” contiguos. Este tipo de paleta te dará armonía, muy similar a la paleta monocromática pero con algo más de personalidad. 

Como tercera opción tenemos la paleta de colores complementarios. Son aquellos “quesitos” de la rueda de color que se encuentran enfrentados u opuestos. Estos colores generan un efecto muy llamativo, complementarse unos con otros. 


Por último tenemos la paleta de colores neutros. Estos como dijimos antes derivan del blanco y el negro e incluso de los marrones claros. Suelen utilizarse como fondo o como base.

REGLAS DE COLOR PARA PINTAR NUESTRA CASA

Ahora vamos con dos reglas básicas a la hora de aplicarlos en nuestras estancias y sus paredes. Comentar que el color blanco es un color que siempre va a funcionar. Visualmente es neutro, realzará los colores de todo lo que tenga a su alrededor. Todos los ambientes serán visualmente más amplios, luminosos y serenos. Es la opción perfecta para no preocuparse de las combinaciones del resto de colores, accesorios o estilos. 


REGLA DE LOS TERCIOS

Esta regla, también usada en fotografía y otras artes, se usa para aplicar correctamente la paleta cromática en nuestra casa. La regla de los tercios está inspirada en la naturaleza y en lo que observamos a nuestro alrededor, muy relacionada con la proporción áurea. 


¿Cómo la aplicamos en nuestra casa? Pues muy sencillo. En la parte inferior (suelos), colores oscuros. En la parte media (árboles, edificios), tonos medios y en la parte superior (el cielo), colores claros. Como todas las reglas pueden romperse y no es necesario que siempre sea así, pero puede ser de mucha ayuda si andas perdido. 


LA REGLA DEL COLOR 60-30-10

Esta regla funciona a la perfección a la hora de elegir la cantidad de color que vamos a usar en casa habitación. El 60% tiene que estar cubierto de colores neutros, blancos o beige. Después en un porcentaje del 30% colores que acompañen al estilo y las sensaciones que quieras crear. Por último, en un 10%, utiliza esos colores más estridentes o atrevidos. 


Teniendo en cuenta todo lo que te hemos contado, podrás escoger los colores de tu casa sin ningún tipo de problema. Además si te atascas, siempre puedes pedir ayuda de un profesional.