¿Baño o ducha? ¿Puedo tener bañera y ducha juntas?

¿Bañera o Ducha?

Está pregunta es muy común cuando llega el momento de realizar reformas en un cuarto de baño. A la hora de realizar este tipo de reforma integral solemos fijarnos mucho en las últimas tendencias y buscamos la forma de centrarnos en la practicidad aprovechando el espacio del que disponemos. Esto determinará muchos factores, sobre todo la posibilidad de instalar una ducha o una bañera. Hay personas que prefieren la comodidad y ventajas de un plato de ducha y hay otros que prefieren poder darse un baño relajante de vez en cuando. 

Conseguir una cosa u otra o en este caso ambas separadas no siempre es posible en todos los baños, ya sea por su forma o tamaño. Si estás iniciando una reforma integral del cuarto de baño desde cero, quizás puedas aprovechar para reorganizar ciertos elementos y dar un uso más apropiado a todo el espacio del que dispones. 


Está claro, que conseguir poder beneficiarse de ambos mundos, ducha y bañera, sería la opción ideal. Tendrías en un solo espacio todos los beneficios de la ducha y la comodidad de una bañera, para esos momentos de relax y baños de espuma. Un buen equipamiento en el cuarto de baño es fundamental para alcanzar el máximo confort. 

Como norma general, solemos escoger uno de los dos recursos, sabiendo que ambos cumplen la función de la higiene personal. Pero a día de hoy, algo muy extendido, es instalar en un mismo baño ambas cosas o si se disponen de dos aseos, en uno se pone la bañera y en el otro la ducha.

EN UNA REFORMA DEL CUARTO DE BAÑO, TODO ES CUESTIÓN DE ORGANIZACIÓN

Si bien es cierto, sería muy necesario que el baño fuera lo suficientemente espacioso para poder movernos y no agobiarnos dentro, también es imprescindible saber aprovechar los metros que tenemos frente a nosotros. Hay que tener en cuenta que una bañera ocupa unas dimensiones considerables y que la ducha puedes adaptarla al tamaño que más te convenga, sobre todo si la haces de obra y no con el típico plato de ducha. Saber gestionar adecuadamente la organización es algo básico para estar cómodo y tener todo lo que necesitamos.

Odoo • Texto e imagen

OTRA FORMA DE VER EL BAÑO

Tener ducha y bañera nos permite escoger lo que más nos apetezca en cada momento. Existen diversas posibilidades a la hora de tener ambas cosas en esta estancia. En este punto puede parecernos una locura, sobre todo si dispones del típico baño de piso, pequeño y con mala distribución. Así que vayamos un poco por partes para que entiendas a qué nos estamos refiriendo. 


Queremos haceros ver que la idea de tener ambas cosas no es tan descabellada y que en la mayoría de hogares ya se tienen así, solo que no se conciben como tal. Para mostraros las diversas opciones creemos que lo mejor es hacerlo mediante fotografías. 

Vais a poder observar como en los baños amplios se pueden instalar ambas cosas a la perfección, creando un ambiente de lujo y cómodo. En cambio en los espacios más pequeños basta con instalar la ducha en uno de los lados de la bañera, como casi todos tenemos en casa, de esta forma aprovechamos mucho mejor el espacio.

Odoo • Imagen y texto

LA IMPORTANCIA DE LOS DETALLES

A la hora de realizar el diseño de un baño muchas veces no tenemos en cuenta los pequeños detalles. Hay ciertas cosas que pueden marcar mucho la diferencia en el resultado final de una reforma integral. 


Diferenciar el espacio de la bañera y/o la ducha con mosaicos especiales, por ejemplo, puede resultar muy llamativo a la vista y crear un ambiente perfecto para tus momentos de higiene o relax. 


También puedes utilizar mamparas que estén instaladas en el suelo y no en el borde de la bañera, así como cualquier otro elemento que sirva para diferenciar espacios.