6 Errores comunes al Reformar el Baño de tu casa

En todas las viviendas, las estancias que más reformas suelen necesitar, a lo grande, son la cocina y los baños. Ambos son lugares importantes para nuestro hogar y deben estar en perfectas condiciones siempre. Reformar un baño puede ser un poco caótico si no se tienen claros ciertos aspectos. Es importante tener en cuenta aspectos que quizás no se te pasen por la cabeza con tanta facilidad. La distribución, los colores, la iluminación, la comodidad, los accesorios, son cositas a las que posiblemente no les prestemos la atención que merecen al reformar un baño. 

Antes de realizar el desembolso que conlleva la reforma de un baño, céntrate en tus necesidades, gustos y como te sentirías más cómodo. Aunque un baño sea un lugar intimo y no lo tengamos en consideración para ciertas cosas, una vez que te metes en su reforma comprendes el valor que tiene para tu hogar. 

Vamos ahora a mencionar los 6 errores más comunes a la hora de reformar el baño. 

Odoo • Imagen y texto

1. Calcular la distribución de los elementos. 

Aunque esto puede parecer algo obvio, es muy común que no se tenga en cuenta de forma correcta. Una puerta que al abrirse golpee alguno de los sanitarios o algún mueble puede resultar muy molesto. 

Este también es un buen motivo para ver si retirar piezas como puede ser el bidet. 

 

2. No planificar el espacio de almacenamiento. 

Hay que tener en cuenta que al reformar un baño se pueden realizar modificaciones interesantes para el almacenaje de cosas. Hay que saber que vamos a guardar en el baño y cuántas personas lo van a usar. Pequeños utensilios como toallas, cosmética, artículos de higiene, etc., pueden suponer una gran diferencia en cuanto a la cantidad de armarios y huecos que vamos a necesitar. 

Por ejemplo, en la bañera o ducha, puede hacerse de obra un hueco en la pared para dejar el gel de baño, champú, esponjas y demás enseres de nuestra higiene. 


3. Olvidarse de la iluminación.

Esta es una parte a la que no solemos darle importancia casi nunca y menos en la reforma del baño. Después cuando ya lo tenemos todo montado y arreglado a nuestro gusto es cuando echamos en falta una buena iluminación. Además, un cuarto de baño puede incluso ser completamente interior o tener una ventana minúscula por la que no entra apenas luz natural, esto va a suponer tener mucho más cuidado al instalar luces correctamente. 

4. Deshacerse de los azulejos y alicatar todo. 

Existen multitud de opciones para no tener que realizar un alicatado completo del baño. Cuando hablamos de reformar el baño es lo primero que nos viene a la mente pero no tiene porque ser así.

En el mercado hay pinturas especiales para realizar un cambio de color, lamas vinílicas que imitan a la madera, piedra, mármol, cerámica, hormigón o incluso baldosas hidráulicas. Hay un sin fin de posibilidades que no te llevaran a echar abajo el baño entero y te ayudarán a ahorrar en la reforma.

Odoo • Texto e imagen

5. Descuidar los accesorios. 

Los pequeños detalles marcan la diferencia. Escoger un buen juego de de colgadores de toallas, el del papel higiénico, la jabonera, etc., puede dar mucha personalidad a tu nuevo cuarto de baño. 

En el caso de que no quieras perforar azulejos existen opciones para evitarlo. También tendrás que escoger juegos de toallas acorde y decorar el baño con pequeños detalles como un jarrón de flores, utensilios de madera o una cortina de ducha elegante. 

El conjunto de accesorios puede ser un gran condicionante para que la reforma de tu cuarto de baño resulta espectacular. 


6. Eliminar sanitarios sin ton ni son. 

Antes de tomar la decisión de eliminar piezas sanitarias como el bidet o algún mueble tipo armario, valora bien el uso que le das. Si el espacio es suficiente nosotros recomendamos no realizar cambios en cuanto a cantidad, si el espacio es reducido pues buscar alternativas y decantarse por lo más esencial.